19/10/2018 0 Comentarios Entrevistas

Mindfull-Eating: Itziar Digón

Hace un par de semanas, tuve la oportunidad de tomar un café, bueno mejor dicho un té verde, con Itziar Digón (@itziardigon), psicóloga especializada en nutrición y Mindfull-Eating. Fue un auténtico placer poder charlar durante más de tres horas con ella, asistí sin darme cuenta a una “Máster Class” sobre la esencia de la vida, nutrición y sobre el enorme poder que ejerce la mente en nuestra relación con los alimentos.

Con más de diez años de experiencia a sus espaldas, Itziar es una experta en el comportamiento del ser humano a la hora de sentarnos a la mesa, pero sobre todo, es una maestra en el arte del ” buen comer “. Aquí os dejo un extracto de nuestra conversación que espero que la degustéis tanto ( o más) como lo he hecho yo. ¡Bone Appetit!

 Licenciada en Fisioterapia y Psicología, ¿Que fué lo que te motivo a realizar un máster en alimentación y nutrición?

En un viaje que realice a Estados Unidos, me llamó la atención el modo de alimentación que me encontré. No entraba en mi cabeza como podían alimentarse de una manera tan perjudicial. La alimentación saludable siempre ha sido una de las prioridades en mi familia desde que era pequeña, lo cual me motivó a realizar los estudios en Alimentación y Nutrición en la universidad de Barcelona. De este modo completaba la idea que yo tenía sobre la fisioterapia que trabaja la visión global del cuerpo, más física y anatómica. La psicología que trabaja la mente y por supuesto la nutrición que es nuestro motor y nos aporta la energía necesaria día a día. 

¿Cuáles son los pilares básicos de la alimentación?

En cuanto a nutrientes (alimentos para dar ” gasolina de la buena al cuerpo”), frutas y verduras. A partir de ahí, empezamos a negociar que alimentos van a estar en cada menú. Es vital ser ordenado. Existe un factor dentro de cada uno de nosotros que es el reloj biológico, que está totalmente relacionado con la liberación hormonal y con los alimentos que necesita nuestro cuerpo.

Es importante respetar los horarios (de alimentación) que tiene el cuerpo, para conseguir un equilibrio y un correcto funcionamiento del mismo. No debemos de olvidarnos de la importancia que tiene la proteína vegetal (semillas, legumbres, cereales). Es necesario disminuir el aporte de proteína animal y aumentar el consumo de vegetal.

¿Cuál es la fórmula perfecta en relación a la proteína?

Importante tres-cuatro días a la semana incluir en la dieta proteína animal y el resto solo proteína vegetal, por ejemplo, legumbre o Quinoa combinado con verduras. Por la noche igual, tres días proteína animal y el resto de la semana, vegetal.

De un tiempo a esta parte los “Súper alimentos” están de moda, ¿Que son exactamente? ¿Cómo podemos aprovechar sus beneficios al máximo?

Una definición sencilla de un “Súper alimento”, es aquel que contiene una proporción mayor de algún nutriente que es beneficiosa para la salud y que ayuda a mantenerla e incluso a mejorarla.

Los alimentos que están más de moda y que podamos incluirlos fácilmente en nuestra alimentación: Col rizada o Kale, contiene muchísimo hierro y es un alimento desintoxicarte, se puede emplear en ensaladas, el licuados o smoodies incluso cocida con alguna legumbre. La Quinoa, contiene un alto índice de proteína vegetal además de vitaminas y minerales, también contiene fitoestrogenos lo que le convierte en un alimento beneficioso específicamente para la mujer ya que se ha demostrado que ayudan a mantener la densidad ósea durante la menopausia. Es un alimento de fácil preparación y muy versátil a la hora de incorporarlo en nuestros menús. Semillas de lino (en polvo)tomadas en ayunas, raspan un poco la pared del intestino y es un alimento ideal para personas con problemas de estreñimiento.

En tu web (www.itziardigon.com), indicas que hay que cambiar la forma de mirar la comida ¿Cómo se puede conseguir?

Tras varios años diseñando dietas personificadas y planes alimentarios para mis pacientes muchos de ellos lo veían como una lucha, un esfuerzo sobrehumano para hacerla bien. Esa falta de motivación era lo que provocaba que parte de ellos la abandonaran. Aun realizando coaching nutricional, donde se incluyen pinceladas de psicología, me di cuenta de que necesitaban más. Es por ello que encontré el programa de Mindfullness aplicado a la alimentación conocido como Mindfull Eating.

¿En qué consiste? ¿Todos podemos practicarlo?

Las dietas a largo plazo no funcionan, no se puede estar toda la vida a dieta, y si se está, van a darse momento de restricción y de total descontrol. Mindful Eating consta en asociar en positivo la manera de alimentarnos. Mirar la comida como si fuera un aliado. Vivir cada ingesta como una retroalimentacion de nuestro sistema de placer, en vez de estar luchando o flagelandote pq te estas alimentando de un modo mejor o peor. Eres tú la que estas decidiendo cuidarte.

En mindful Eating, nos ofrece varias técnicas, eso sí, siempre se exige la meditación durante 20-30 mins durante todo el proceso, el objetivo principal es aprender a escuchar a nuestro cuerpo. Ser consciente en cada momento de las sensaciones que experimenta nuestro cuerpo durante el proceso de la alimentación, antes de cada comida, identificando el nivel de apetito (real) que tenemos, durante experimentando las texturas y sabores de los alimentos en cada bocado y después, valorando como le sientan a nuestro cuerpo los alimentos injeridos.

Una vez finalizadas las vacaciones ¿Podrías recomendarnos algunas directrices para hacer frente a los estragos del verano?

Recuperar sobre todo el orden, ver la disciplina en positivo nos ayuda a recuperar el equilibrio, recuperar horarios de sueño. Hacer las comidas cuando el cuerpo está preparado para realizarlas, eso es fundamental. Recuperar de base los pilares de frutas y verduras, asegurando lo “verde” como en comida y cena, por ejemplo, utilizando mucha sopa y cremas de verduras, de este modo aportamos más agua y reducimos el aporte calorífico. 

Apartar (dentro de la medida de lo posible) el área social. Ahora vienen momentos de estar en casa, de hacer familia, volver a la rutina, si se sale menos se bebe, come y duerme menos. Incluir a las mañanas un buen licuado Detox, utilizando ingredientes como Kale, Manzana, limón, pepino, espinaca.

Suelo recomendar en esta fase, la tome de algún suplemento como la Espirulina, un gran desintoxicante hepático, es una alga catalogada como el alimento más completo de la naturaleza, Omega 3, es un gran anti inflamatorio y también recomiendo la toma de Probíoticos de defensas de cara ahora que llega el invierno, para aumentar o mejorar la calidad del intestino.